¿Qué es un SSD M.2? Los pros, los contras y cómo instalar uno

¿Quiere que su sistema operativo funcione aún más rápido? La respuesta es usar una unidad SSD M.2. Esto es lo que necesita saber.

Ya sea que esté construyendo una PC o simplemente desee una unidad de disco rápida para ejecutar su sistema operativo, es aconsejable considerar una unidad SSD. Pero en lugar de elegir un dispositivo SATA típico de 2,5 pulgadas, ¿por qué no considerar algo un poco más actualizado?

SSD ha evolucionado, con dispositivos lanzados que se conectan directamente a la placa base. Es posible que haya oído hablar de mSATA, pero ¿qué es un SSD M.2? ¿Y cómo instalas uno en tu PC?

¿SSD M.2 O SSD MSATA?
Al construir su propia PC o actualizar un modelo existente, optar por el almacenamiento más rápido posible es una decisión inteligente. Después de todo, si puede instalar su sistema operativo en un almacenamiento súper rápido, su computadora se ejecutará más rápido.


M.2, anteriormente conocido como Factor de forma de próxima generación (NGFF), ofrece un rendimiento de datos más rápido que el mSATA estándar. Como este último se basa en PCIe, está limitado a 6 Gb por segundo (Gb / s). Las computadoras portátiles más antiguas y las tabletas con Windows usan unidades SSD mSATA.

Hay tres tipos de M.2 disponibles:
  • SATA: esta opción utiliza el controlador AHCI y se enruta a un puerto SATA 3.0 a través del conector M.2. Es lento, pero ampliamente compatible.
  • AHCI: Advanced Host Controller Interface es una opción más lenta que se encuentra en placas base de bajo presupuesto y es adecuada para sistemas operativos más antiguos. Los SSD conectados a través de AHCI normalmente se comportan más como DRAM que como un HDD estándar.
  • NVMe: Non-Volatile Memory Express o NVM Express se creó específicamente para SSD de próxima generación. Si bien el almacenamiento NVMe está disponible con conexiones PCIe estándar para placas base de escritorio, el factor de forma M.2 usa un conector diferente.
Si bien los SSD mSATA son buenos, aproveche la oportunidad para usar M.2 si su placa base lo admite.

¿Qué Aspecto Tiene Un SSD M.2?
Además de los dos tipos de M.2, encontrará algunas diferencias en los conectores. Es vital que compre el tipo correcto de SSD M.2 para la conexión en su placa base. Hay tres configuraciones disponibles, que difieren según la posición de la muesca, el espacio en el conector de borde.
  • B: La muesca está a seis pines de la izquierda.
  • M: La muesca está a cinco pines de la derecha.
  • B&M: Tiene dos muescas; el primero son seis pines de la izquierda, el segundo es cinco pines de la derecha.
Obviamente, deberá asegurarse de verificar la documentación de su placa base antes de comprar un SSD M.2. ¡Un error puede resultar caro!

Cómo Instalar Una Unidad SSD M.2
Antes de instalar su unidad SSD M.2, tome las precauciones antiestáticas necesarias. Asegúrese también de desconectar la computadora de la red. Si está instalando un dispositivo SSD M.2 en una computadora portátil, retire la batería.

Paso 1: Seleccione El SSD M.2 Que Desee
Comience identificando un dispositivo de almacenamiento SSD M.2 en función de los requisitos de su placa base y su clave de puerto. Este es sin duda el aspecto más difícil del proceso. Un sitio como PCPartPicker.com puede ayudarlo a tomar la decisión correcta, según su placa base, los requisitos de tamaño y el presupuesto.

Paso 2: Identifique El Conector M.2


Algunas placas base tienen varios puertos M.2. Uno podría ser para una tarjeta de red o algún otro dispositivo. Alternativamente, su placa base puede tener una configuración específica para un uso óptimo. Es posible que tenga cuatro o más unidades SATA, por ejemplo, que requieran el uso de un puerto M.2 específico.

Por lo tanto, es importante verificar la documentación de la placa base para confirmar a qué puerto debe conectarse el SSD M.2.

Paso 3: ¿No Tiene Conector M.2? ¡Prueba Un Adaptador!

¿Le falta a su placa base una ranura M.2? Si es así, puede comprar tarjetas adaptadoras PCIe que agreguen la ranura M.2. Estos son relativamente económicos, por lo que no aumentarán demasiado su total si está pensando en comprar un SSD M.2.

No hay adaptadores PCIe disponibles para portátiles, pero sí hay carcasas USB 3.0. Esto no es ideal y es inútil para los sistemas operativos. Para almacenamiento ultrarrápido, quizás para edición de video de alta definición, es una opción inteligente.

Recuerde cuando compre un adaptador para asegurarse de que la clave coincida con el SSD M.2 que está comprando. De lo contrario, ¡será incompatible!

Paso 4: Instale La Unidad SSD M.2
Cuando esté listo para instalar la unidad SSD M.2, comience quitando el tornillo de fijación del puerto. Utilice un destornillador de cabeza Philips para esto y mantenga el tornillo en un lugar seguro. Pegarlo sobre una gota de masilla adhesiva es una buena opción.

A continuación, asegúrese de que la unidad SSD y el conector coincidan, luego deslícela en el puerto en un ángulo de 30 grados. En algunos casos, debe deslizarse sin demasiado esfuerzo, pero es posible que deba moverlo un poco. Una vez dentro, debe permanecer en un ángulo de 30 grados; hay un ligero resorte, que verá si empuja el otro extremo hacia la placa base.


Para asegurar la unidad SSD M.2, empújela contra la placa base, alinee el tornillo y apriételo. Tenga en cuenta que la posición del tornillo dependerá de la longitud del SSD M.2. Deben estar disponibles varios orificios para admitir diferentes tamaños de SSD.


Tenga cuidado de no apretar demasiado la SSD ya que esto la dañará. Reemplace la carcasa de su PC antes de reiniciarla.

Paso 5: Habilite M.2 En El BIOS / UEFI
Deberá habilitar el dispositivo M.2 en la configuración de su PC, así que inicie directamente en la pantalla BIOS / UEFI. Busque una opción M.2 relacionada con la ranura PCI Express. Consulte el manual de la placa base para conocer los pasos correctos aquí, ya que diferirá de un fabricante a otro.

Publicar un comentario

Articulo Anterior Articulo Siguiente

Menu