AMD LFC, la solución definitiva para el tearing de los monitores

0

También llamado Low Framerate Compensation, AMD lanzó una tecnología con su Radeon Software Crimson Edition llamada LFC, la cual funciona conjuntamente con AMD FreeSync. Explicamos qué es, para qué sirve, cómo se activa y todo sobre esta tecnología.

Ha llovido desde que AMD lanzó sus drivers Radeon Software Crimson Edition, y es que estamos por Adrenalin en el momento de escribir esta entrada. La batalla de tecnologías entre AMD FreeSync y NVIDIA G-SYNC comenzó hace años, pero AMD necesitaba dar una solución al tearing y stuttering únicamente a través de software.

Qué es LFC o Low Framerate Compensation

AMD define LFC como un algoritmo adaptativo que ajusta la salida y la tasa de refresco de nuestra GPU automáticamente para prevenir la caída de FPS, lo que termina causando un tearing o stuttering. Dicho esto, hay que tener claro de dónde se venía, y es que la llegada de esta tecnología fue en 2015.

Cuando teníamos V-Sync (sincronización vertical) activada y los FPS caían por debajo de la tasa de refresco (vamos a poner 144 Hz), el monitor sufría tearing y empezaba a enseñar anomalías que fastidian la experiencia de juego. Así que, AMD pensó en Low Framerate Compensation para eliminar la anomalía y hacer que el movimiento fuese suave.

Por ejemplo, cuando tenemos una tasa activada de 144 Hz y los FPS caen por debajo, la salida de la GPU y la tasa de refresco se sincronizan automáticamente para evitar stutterings y tearings. Ya existen tecnologías que tratan de sincronizar GPU y monitor cuando se exceden los FPS a la tasa de refresco.

Esta tecnología se activará automáticamente en los monitores con AMD FreeSync cuando la frecuencia de refresco máxima sea de 2.5 más que la mínima; todo ello sin que se necesiten configuraciones por parte de fabricantes de monitores, ni por parte de usuarios. El escenario donde LFC actúa es cuando los FPS caen por debajo de la tasa de refresco mínima. Dicho esto, AMD aborda 5 escenarios distintos

  • FPS mayores que la tasa de refresco máxima con V-SYNC activado.
  • FPS mayores que la tasa de refresco máxima con V-SYNC desactivado.
  • FPS entre las tasas máximas y mínimas de refresco (con y sin V-SYNC).
  • FPS menores a la tasa de refresco con V-SYNC activado.
  • FPS menores a la tasa de refresco con V-SYNC desactivado.


En conclusión, es una solución software que soluciona la mala experiencia de juego provocada por los bajones de FPS puntuales, sincronizando monitor-GPU para que funcionen al unísono. Y es que esta situación es muy recurrente, como cuando salimos a escenarios abiertos donde la GPU tiene que trabajar el doble, provocándose una bajada de FPS clara.

Cómo funciona LFC

Es difícil saber cómo funciona exactamente Low Framerate Compensation, ya que AMD no reveló cómo lo hace, pero los expertos aseguran que estaría basada en la repetición de frames para mantener la tasa de refresco por instantánea por encima del mínimo que ofrece el monitor.

Entrando en el concepto de reutilización de frames, la GPU tiene que adivinar cuándo estará listo el siguiente frame para determinar la tasa de refresco adecuada, así como repetir el frame varias veces. De ahí que AMD diga en la diapositiva «algoritmo adaptativo» para manejar situaciones de bajos FPS.

No hay más información específica por parte de AMD sobre cómo consigue hace funcionar LFC. Eso sí, no se necesita cambiar el monitor, siempre y cuando cumpla la regla de 2.5 veces sobre la tasa de refresco mínima que hemos dicho antes.

Cómo activar LFC y qué monitores son compatibles


En primer lugar, los monitores compatibles con AMD LFC deben tener FreeSync, así como tener una tasa de refresco máxima es, como mínimo, 2.5 veces mayor a la mínima. Dicho en otras palabras, el monitor debe soportar un rango de tasa de refresco que vaya de 40 a 144 Hz, por ejemplo; esto vale para 50 Hz a 165 Hz también, y así consecutivamente.

Por otro lado, debemos tener nuestro software Radeon actualizado y tener el modo FreeSync activado. Respecto a las tarjetas gráficas compatibles con LFC, este soporte se resume al software Radeon, así que bastará con tener GPUs modernas (RX 400 en adelante), drivers actualizados y tener la última versión de Radeon.

Habéis supuesto bien, aquellos monitores cuya franja de tasa de refresco vaya de 48 a 75 Hz no serán compatibles con AMD Low Framerate Compensation

¿NVIDIA ofrece algo parecido?


Esta funcionalidad que permite controlar GPU-monitor también es manejada por NVIDIA a través del chip G-SYNC integrado en los monitores. Sin embargo, AMD activa LFC automáticamente, no pudiéndose desactivar de forma manual, cosa que con NVIDIA sí.

NVIDIA con G-SYNC exige que exista el doble de hercios entre la tasa mínima y máxima, así como que el monitor soporte G-SYNC. Decir que NVIDIA ya había abordado esta solución antes de AMD, teniendo el equipo rojo una solución FreeSync un poco deficiente a bajos hercios.

Debemos establecer la diferencia clara entre NVIDIA y AMD respecto a sus tecnologías VRR porque no son pocas y son determinantes. Para empezar, G-SYNC es una tecnología privada que requiere el pago de licencia por parte de los fabricantes de monitores, lo que encarece bastante el modelo.

Salvo que se trate del nivel G-SYNC Compatible, los demás niveles de NVIDIA suponen la integración de un chip en la PCB del monitor. Esto significa que no solo es una solución software, sino también hardware. Así que, las funcionalidades o capacidades van a ser mayores y con más garantías que AMD FreeSync.

Por el contrario, AMD FreeSync es una solución software que está libre de licencia, por lo que los fabricantes pueden adoptar este VRR sin pagar nada (de ahí que haya más monitores con FreeSync). Además, FreeSync es compatible con GPUs NVIDIA, pero G-SYNC no es compatible con tarjetas gráficas AMD.

NVIDIA ya ofrecía un G-SYNC más sólido que el FreeSync que AMD proporcionaba en 2015 (año en el que surgió LFC). Por aquel entonces, AMD FreeSync se desactivaba cuando los FPS caían por debajo de la tasa de refresco mínima del monitor.

En definitiva, AMD FreeSync ha mejorado mucho en los últimos años, por lo que se empareja bastante con G-SYNC. No obstante, cabe recordar que G-SYNC seguirá teniendo hardware de por medio y FreeSync no.
Tags

Publicar un comentario

0 Comentarios
* Por favor, no envíe spam aquí. Todos los comentarios son revisados ​​por el administrador.
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top