Cómo actualizar tu viejo ordenador a Windows 10

Si tienes un ordenador viejo que quieres aprovechar, podemos instalar Windows 10 como sistema operativo pero ¿qué hace falta? Microsoft reúne una serie de requisitos y características mínimas que tiene que tener tu ordenador en caso de que quieras tener una versión actualizada del sistema operativo. Recopilamos cuáles son estos requisitos pero también te explicamos cómo instalar Windows 10 o si realmente merece la pena.

En la mayoría de los casos puede que no te merezca la pena utilizar un ordenador de hace diez o quince años para instalar Windows 10. La versión del sistema operativo se lanzó en el año 2015 y todos los ordenadores actuales o prácticamente todos ellos incluyen esta versión. Pero, como es lógico, no es la única y puede que tengas una de las anteriores. Si estás planteándote actualizar debes mirar los requisitos y comprar una nueva versión.

¿Qué requisitos hacen falta para instalar Windows 10?
Microsoft explica en su página web cuáles son las especificaciones básicas si quieres tener Windows 10 en un ordenador. Si no cumples con los requisitos puede que puedas instalarlo en algún momento pero, según explican, “es posible que no disfrutes de una experiencia óptima con Windows 10.
  • Procesador: Procesador a 1 Ghz o más rápido
  • RAM: Memoria RAM de 1 GB para 32 bits o de 2 GB para 64 bits
  • Espacio en el disco duro: 16 GB para un SO de 32 bits o 32 GB para 64 bits
  • Tarjeta gráfica: DirectX 9 o posterior con un controlador WDDM 1.0
  • Pantalla: 800×600
Requisitos anteriores
Para hacer una comparación los requisitos  mínimos de Windows XP y Windows Vista (si tienes estos sistemas operativos instalados en tu viejo ordenador) eran los siguientes:

Windows XP
  • Procesador: Pentium 233 MHz
  • RAM: 64 MB
  • Disco duro: 1,5 GB
  • Gráficos: Super VGA
  • Resolución: 800 x 600
Windows Vista
  • Procesador: 800 MHz
  • RAM: 512 MB
  • Disco duro: Disco de 20 GB (con 15 GB de espacio libre al menos)
  • Gráficos: DirectX 9
  • Resolución: 1024 x 600
Características específicas
Según explica Microsoft, con el tiempo es posible que necesites requisitos adicionales para actualizaciones o requisitos concretos para activar características específicas en Windows 10 como podría ser Cortana, la aplicación de Películas y TV disponible en algunas regiones, el uso de Skype o de reconocimiento de voz o modos específicos como el Modo Tableta, los gestos táctiles o la impresión por WiFi.

Para el reconocimiento de voz necesitarás un micrófono de alta calidad y un controlador de hardware, para los gestos táctiles necesitarás un monitor o tableta compatible con la función multitáctil. Por ejemplo, para Windows Hello necesitas una cámara configurada para imágenes de infrarrojos o para la impresión directa por Wi-Fi requieres un adaptador WiFi que admita WiFi Direct y un dispositivo compatible “con la impresión directa por Wi-Fi”. Es decir, una impresora compatible.

Cómo instalar Windows 10
A través de la página web de Microsoft puedes comprar Windows 10. Lo primero que hace la página web es detectar qué versión tenemos en el ordenador. Automáticamente detectará que no tienes Windows 10 cuando abras la página por lo que te aparecerá la pregunta: «¿Quieres obtener Windows 10?”


Empezarás así un cuestionario que consta de cuatro partes: velocidad, batería, rendimiento y seguridad. Preguntas que deberás ir contestando para saber si puedes descargar, comprar e instalar Windows en tu viejo ordenador.

  • Cuéntanos sobre la velocidad de tu equipo (va a la velocidad del rayo, es un poco más lento que antes, hago otras cosas mientras se inicia)
  • ¿Cuánto dura la batería de tu equipo? (Dura todo un día, ya no es como antes, no funciona a menos que esté enchufado, tengo un equipo de sobremesa)
  • ¿Cuántos programas puedes ejecutar al mismo tiempo? (Tantos como quiero, Unos pocos a la vez, solo uno)
  • ¿Qué importancia tiene la seguridad de tu PC? (Muy importante, moderadamente importante, no es importante)

Una vez que hayas respondido a todas las preguntas podrás ver los resultados y Windows te permitirá comprar una licencia para instalar en el ordenador.

¿Merece la pena?
Depende. Puede que cumplas con los requisitos anteriores “por los pelos”. Es decir, que tengas justo lo mínimo que te piden pero que tu ordenador sea antiguo y ya poco pueda ofrecerte. Que puedas instalar Windows 10 no implica que vaya a funcionar de forma fluida o que te vaya a quedar gran espacio o capacidad para programas, juegos, para funcionar rápidamente o no sufrir paros continuos. Dependerá del ordenador que tengas, de la calidad y del tiempo que hace que lo compraste.

No importa si tiene tres años o tiene cinco porque dependerá de la calidad del mismo en el momento en el que se compró. Si compraste el tope de gama de ordenadores portátiles hace cinco años o siete u ocho probablemente será mejor que si apostaste por un portátil de 100 euros hace tres o cuatro años. En la mayoría de los casos. Pero se trata de una decisión muy subjetiva en la que entran en juego muchos factores.

Si se trata de un ordenador de sobremesa o por piezas, puedes ir sustituyendo aquellas que están obsoletas y no tendrás que cambiarlo al completo. Ir modificando los componentes o actualizándolos nos permitirá ir renovando nuestro ordenador poco a poco sin caer en una inversión enorme de una sola vez.


Alternativas a Windows
Como bien sabrás, Windows no es el único sistema operativo y hay algunas alternativas que puedes utilizar en tu ordenador si no quieres instalar esta versión o si no quieres pagar lo que cuesta su instalación. Sistemas operativos específicos que le darán una nueva vida a tu ordenador viejo si has decidido comprar otro o si quieres seguir usándolo pero sin saturarlo.

Hay otras opciones recomendables como es el caso de Chrome OS, el sistema operativo basado en el kernel de Google y una de las opciones más interesantes si lo que quieres es tener un ordenador para navegar por Internet y no para otras tareas más complejas.  También puedes convertir tu viejo ordenador en algo similar a un teléfono móvil con PrimeOS, una especie de simulador, un sistema operativo que fusiona Android y PC y que te permite usar el ordenador antiguo para usar apps, por ejemplo.


Chrome OS no es el único, son muchas las alternativas a Windows que podemos usar de forma gratuita y otra de las más populares que puedes plantearte es Haiku, lleva décadas funcionando y tiene una interfaz clara, limpia, cómoda. Es gratuita, un sistema de código abierto que puedes descargar desde su página web y en la que encontrarás toda la información necesaria para su uso, instalación, etc.



Publicar un comentario

Articulo Anterior Articulo Siguiente

Menu